El Atlético con un empate al Arsenal

Un gol de Griezmann en el tramo final da ventaja a los rojiblancos, que jugaron 80 minutos con 10.
|



El Atlético Madrid tiró de coraje y corazón este jueves en Londres y, gracias a un gol de Antoine Griezmann en el minuto 81 y a las paradas salvadoras de Jan Oblak, rescató un valioso empate ante el Arsenal (1-1) que lo acerca a la final de la Europa League de Lyon.



El equipo de Diego Simeone, que jugó en inferioridad numérica desde el minuto 11 por la expulsión de Sime Vrsaljko, sufrió, aguantó y resistió un asedio en el Emirates Stadium, pero el 'Principito', en la única vez que el Atlético se plantó en campo contrario en la segunda parte, castigó la endeblez defensiva de los ingleses.



Ni los más optimistas en el norte de Londres esperaban un arranque de partido tan favorable ante el favorito del torneo. Dos entradas tan infantiles como innecesarias, en el minuto 2 y 11, de Vrsaljko le valieron dos rigurosas tarjetas amarillas que lo mandaron al vestuario con el duelo apenas empezado.



Pero si un equipo es experto en manejarse en este tipo de situaciones y está acostumbrado a sufrir es el Atlético. Los hombres de Simeone, ya sin su técnico en el banquillo -también fue expulsado en los primeros compases por protestar-, y liderados por un Diego Godín sublime y un Oblak salvador, resistieron estoicamente un asedio y consiguieron finalmente minimizar el daño.




La expulsión del lateral croata cambió el planteamiento de Simeone, que despejó una hora antes del encuentro la duda que carcomía a todos los atléticos y a gran parte de los 'Gunners': Diego Costa, todavía renqueante de su lesión en los isquiotibiales, fue suplente de inicio y eran los franceses Griezmann y Gameiro los delanteros elegidos.



El futbolista hispano-brasileño, viejo conocido por estos lares y temido en toda Inglaterra, tiene al Arsenal entre sus víctimas favoritas: 3 goles en 6 partidos cuando defendía los colores del Chelsea.



Sin embargo, el 4-4-2 con el que salió de inicio el Atlético se desmoronó muy temprano, el tiempo que tardó Vrsaljko en ser expulsado. Ya si el croata, el equipo madrileño se reorganizó en un 4-4-1, con Thomas de lateral, Griezmann escorado en la izquierda y Gameiro solo arriba.



Con el Atlético a la defensiva y el Arsenal crecido apareció Oblak. El guardameta esloveno mantuvo a su equipo con vida en la primera mitad con dos paradas salvadoras, primero a remate a bocajarro de Alexander Lacazette y luego tras un disparo de Danny Welbeck, y varias intervenciones de mérito.



Sufrían los madrileños, encerrados en el área pequeña e incapaces de frenar las subidas de Nacho Monreal desde la izquierda y la movilidad arriba de Özil y de un Lacazette inspirado por la baja del '9' titular, el gabonés Aubameyang, no inscrito en el torneo.



Sólo Griezmann logró inquietar a David Ospina en los 45 minutos iniciales con un disparo desde la frontal tras una jugada persona de Thomas Partey. Tras esa aproximación (m.33) no hubo más noticias del Atlético en la primera mitad.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.