UME

Sanz destaca el “papel ejemplar” de la UME ante situaciones de catástrofes y emergencias

|



El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha destacado esta mañana el “papel ejemplar” del II Batallón de Intervención de Emergencias de la UME ante situaciones de catástrofes y emergencias, al que ha calificado de “orgullo para España y modelo único en el mundo”. Además, ha agradecido el “gran servicio que realizan en las situaciones complicadas a las que se enfrentan”. 


Sanz, acompañado de los subdelegados de las ocho provincias andaluzas, ha visitado esta mañana las instalaciones del II Batallón de Intervención en Emergencias (BIEM II) de la Unidad Militar de Emergencias (UME) en Morón de la Frontera. El delegado ha sido recibido por el general Jefe de la UME, el teniente general Miguel Alcañiz, que se ha desplazado desde el Cuartel General de Torrejón de Ardoz. También han estado presentes el coronel jefe, de la Base de Morón (JEBAM), Carlos de Ysasi-Ysasmendi Krauel, y el teniente coronel jefe de la UME en Morón (JEBIEM II), Isaac López.


Tras el acto institucional de saludos, el delegado y los subdelegados han podido conocer con mayor detalle las capacidades de actuación de las Fuerzas Armadas ante una emergencia, con la visualización de una presentación sobre la misión, organización, capacidades y procedimiento de activación de la UME como parte del Sistema Nacional de Protección Civil y las actuaciones complementarias que desarrollan en las comunidades autónomas en virtud de sus competencias en materia de protección civil y emergencias.


Los responsables de la UME han analizado el convenio de colaboración en materia de protección civil con la Comunidad Autónoma Andaluza, que establece procedimientos de actuación para la intervención operativa de la UME en supuestos de activación del Plan Territorial de Emergencias de Andalucía y de los planes de emergencia especiales de la comunidad. 


Logística y medios 

Por otro lado, el delegado y los subdelegados han realizado una visita al Centro de Operaciones del Batallón, que cuenta con 629 hombres y mujeres y más de 160 vehículos dispuestos a intervenir no sólo en la lucha contra incendios forestales sino también en las emergencias que surjan en cualquier lugar del territorio nacional.


Además, han asistido a una exposición (en una explanada) y dinámica (en una pista de rescate) para conocer la actividad de las compañías de intervención y apoyo logístico.


En la exposición estática de vehículos y materiales se han expuesto todas las capacidades que la Unidad Militar de Emergencias puede poner en servicio del ciudadano para actuar en aquellas circunstancias de emergencia, calamidad y otras necesidades que así se consideren. 


Entre los medios técnicos con que cuenta el II Batallón para la lucha contra incendios figuran 37 autobombas, de las que 6 son nodrizas, con capacidades de 4.000 y 13.500 litros de agua, respectivamente. 43 camiones y vehículos logísticos, 53 vehículos ligeros, 39 autobombas, 11 nodrizas, 14 máquinas, un quitanieves, dos vehículos de transporte oruga acorazados (TOA), cinco ambulancias, diez autobuses, dos embal y 14 zodiacs, Disponen, asimismo, de 12 perros de rescate con capacidad de búsqueda de personas vivas y cadáveres. 


La UME cuenta también con seis helicópteros Cougar del BHELEME del Ejército de Tierra, con mando operativo para todo el territorio nacional, con base en Bétera, y que se desplazan según las necesidades. Estos helicópteros permiten introducir a las Unidades Móviles Aerotransportadas y depósitos de agua en zonas inaccesibles. 


Sanz ha elogiado el trabajo del BIEM II como “una batallón ejemplar y ha agradecido a sus integrantes “el gran servicio que realizan” en situaciones complicadas de emergencia, “desde el compromiso desinteresado y la entrega a los ciudadanos”. 


Intervenciones de la UME 

Durante el pasado año, el II Batallón de la UME, que tiene como zona de actuación preferente Andalucía, Canarias, Ceuta y Melilla, efectuó distintas operaciones, entre las que destacan las de apuntalamiento y reparación de bienes de interés cultural tras el terremoto de Melilla de principios de año, o la participación en las labores de rescate y desescombro tras el derrumbe de un edificio en Los Cristianos (Tenerife).


En lo que respecta a los incendios forestales, el BIEM II colaboró en la extinción de del incendio de la isla de La Palma, en agosto, o en El Retín, en la provincia de Cádiz. También, colaboró en las labores de restablecimiento del suministro eléctrico en el municipio de San Mateo (Gran Canaria), tras una intensa nevada que dejó sin luz más de 900 hogares.


Sur 16

El delegado ha recordado la importancia del simulacro de terremoto de nivel 3 que la Unidad Militar de Emergencias realizó entre el 4 y el 8 de abril en la zona norte de Sevilla “para la prevención, la seguridad y el aprendizaje”. En este simulacro participaron casi 3.500 personas, entre efectivos de la UME, las FCSE y miembros del Grupo Asesor Internacional de operaciones de Búsqueda y Rescate (INSARAG), ya que “la prevención y la seguridad es una prioridad”. También contó con la presencia de equipos de intervención y observadores internacionales. 


El simulacro profundizó en la intervención de aquellas capacidades que se consideran fundamentales en la gestión de una catástrofe real provocada por un seísmo, entre otras, búsqueda y rescate; riesgos medioambientales y tecnológicos; atención a damnificados; restablecimientos de infraestructuras; mando y control; atención y evacuación sanitaria, seguridad y orden Público y apoyo logístico.


La UME ha destacado que ha sido la primera vez que se ha desarrollado un ejercicio en dos comunidades/ciudades autónomas diferentes y con un obstáculo geográfico entre ellas importante, lo que demandó unas exigencias en planeamiento, coordinación y ejecución mucho mayores que las planteadas hasta ese momento.


Actuaciones internacionales

Por otro lado, en el año 2011 la UME certificó ante la ONU equipos de búsqueda y rescate urbanos (según los criterios del Grupo Asesor Internacional de Operaciones de Búsqueda y Rescate, INSARAG, impulsado por las Naciones Unidas) para ser proyectados de inmediato ante una catástrofe humanitaria en cualquier parte del mundo. La primera misión en el ámbito internacional de la UME fue en el terremoto de Haití, en enero de 2010, donde realizaron labores de búsqueda, rescate, comunicación y apoyo sanitario.


El delegado ha recordado que, hoy por hoy, es una de las pocas unidades de esta naturaleza acreditada por la ONU para actuar en labores de búsqueda y rescate internacionales, como ocurrió hace no mucho en los desgraciados terremotos de Nepal y Ecuador.





Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.