Barbate

El ​Festival musical Cabo de Plata 2017 va tomando forma

|




El delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Ángel Acuña, acompañado del equipo técnico de su departamento, ha mantenido una reunión con alcalde de Barbate, Miguel Molina, y los promotores del Festival Cabo de Plata, para reiterarles los trámites administrativos necesarios que se deben llevar a cabo para la celebración con todas las garantías de este evento previsto para las fechas del 6 al 8 de julio de 2017.



En el marco de esta reunión, desde la Junta de Andalucía se ha informado al Ayuntamiento barbateño y a la empresa organizadora del festival que la celebración de la cita musical solo dependerá de que los trámites se adapten a la norma en lo que se refiere a la no ocupación de espacio protegido, a contar los permisos pertinentes y al cumplimiento estricto de la normativa de prevención de incendios, entre otras.



En este punto, Acuña ha recordado hoy que la Ley de Prevención y Lucha contra los Incendios Forestales y el Reglamento de Prevención y Lucha contra los Incendios Forestales son muy claros al respecto y recogen en su articulado que en la época de riesgo de incendios (los meses de verano) y en las zonas de influencia forestal, como ocurre con el recinto previsto para la celebración de este evento, solo se puede acampar en lugares legalmente establecidos y acondicionados para ello. Para que eso ocurra, el Ayuntamiento de Barbate, que es el que tiene las competencias, deberá autorizar expresamente y en su caso la celebración de esta acampada en la zona de descanso.



El delegado territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio también ha dejado claro que la competencia para autorizar este tipo de festivales es exclusivamente municipal, y entre otros aspectos ha destacado que un evento de estas dimensiones y características en una zona sensible junto al Parque Natural puede conllevar un riesgo de afecciones medioambientales, por lo que debe haber notificación expresa de las medidas que se están tomando para garantizar la viabilidad ambiental de esta actividad en lo que respecta al alto de incendios y a la posible generación de residuos y ruidos. 


Uno de los aspectos más importantes es que se redacte un Plan de Autoprotección y se garantice su cumplimiento.



Medio Ambiente también ha informado de que Ayuntamiento y promotores deberán contar con la autorización de los propietarios de los terrenos para hacer uso de la zona de servidumbre de protección del dominio público marítimo-terrestre.


En definitiva, en el encuentro de trabajo de hoy se ha especificado que cualquier autorización de un concierto musical de carácter ocasional debe cumplir con lo dispuesto en la normativa, y que dicha autorización debe llegar tras la tramitación de un expediente administrativo en el que quede acreditado el cumplimiento de la normativa ambiental, de seguridad, higiene, sanitaria, de accesibilidad y de las condiciones de protección contra incendios.



A este respecto, Acuña ha insistido en que como ya se ha puesto de relieve con anterioridad “hay soluciones legales y fórmulas que se pueden plantear para la celebración de este tipo de eventos y autorizaciones que se pueden tramitar, sin que haya inconveniente para que el evento se lleve a cabo. Todo eso implica un trabajo coordinado y concienzudo que es el que estamos llevando a cabo, sobre todo informando al Ayuntamiento de los pasos que debe dar para cumplir con la normativa”.



Por ese motivo, el delegado de Medio Ambiente se ha mostrado satisfecho de que de cara a la edición de este año tanto la autoridad municipal como los promotores del Festiva Cabo de Plata hayan acudido al Gobierno andaluz con suficiente margen para estudiar la documentación y tramitar las autorizaciones necesarias, “frente a lo que ocurrió en 2016 cuando solo tuvimos notificación oficial de la celebración 15 días antes de la cita”.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.