Coro 'Mi gaditana'. Crónica 9ª Sesión Preliminares COAC

|



Las muñecas de Lucía Pardo se presentan en el escenario en el interior de una habitación en la que juegan soñar "con ser una niña" y, por qué no, "pasar a la final". Una puesta en escena alegre y divertida para cautivar, desde una perspectiva infantil, al público carnavalero.


Siguiendo con el tipo, el primero de los tangos se lo dedican a Cádiz, a la que asemejan con una "niña de tres mil años a la que dan besitos de sal". Una niña a la que quieren por encima de todo y que puede hacer con ellas "lo que quiera". La segunda letra, contada igualmente en forma de cuento, con tiranos, villanos y princesas, sirve para recordar el caso de Nadia. Un enfoque original de un asunto espinoso. Muy bien traída.


La tanda de cuplés la abren recordando la cobra de Bisbal a Chenoa en la gala de Operación Triunfo. En el segundo cuplé confiesan tener rivalidades en su dormitorio con una muñeca Barbie, a la que critican porque "no puede doblar los brazos". Dos simpáticas letras antes de afrontar el popurrí. El estribillo, que comienza también de forma infantil, lleva al sentimentalismo porque "a estas muñecas les da vida tu carnaval".


Un coro que agrada, también en el popurrí, que comienza con la música de Toy Story. Lucía Pardo continúa dando pasos adelante y esta vez pelearán, como mínimo, la final.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.