Sucesos

Aparece muerto en su domicilio tras no saberse nada de él en varios días

|


El cuerpo sin vida de un varón de unos 40 años de edad ha sido encontrado en su domicilio en la mañana de este lunes en la calle Ciudad de Santander de la capital gaditana. Ha sido el propio cuñado el autor del triste hallazgo, pues acudió al hogar del finado ante la extrañeza de su mujer de no saber nada de su hermano en varios días y fue éste quien avisó de inmediato al 091.


Así las cosas, en torno al mediodía de este lunes una dotación de la Policía Nacional y un furgón forense acudían al número 22 de la calle Ciudad de Santander de la capital gaditana para hacerse cargo de la investigación y para certificar la muerte y levantar el cadáver.


Vecinos de la zona señalan a este medio que el fallecido era conocido como Isidro 'el de los perros de agua', pues siempre se acompañaba de dos ejemplares de esta raza canina, y que desde siempre había arrastrado problemas de adicciones a las drogas. Su hermana es una conocida comerciante local que regenta un establecimiento en la zona del Mercado Virgen del Rosario de la capital gaditana.


Fuentes de la Policía Nacional han determinado que efectivamente fue el cuñado del fallecido quien lo encontró y que éste acudió al domicilio ante la insistencia de su mujer de que lo hiciera tras no tener noticias de su hermano desde hacía varios días. Asimismo, estas mismas fuentes del CNP señalan que serán los resultados de la autopsia los que determinen las causas del fallecimiento.


Eso sí, al descartarse una muerte violenta y dado que el fallecido arrastraba un largo historial de toxicomanías, todo hace suponer que la causa de la muerte estaría relacionada con una presunta sobredosis o quizá un presunto suicidio, o tal vez con una muerte natural derivada del endeble estado de salud que se le supone a un enfermo de larga duración en drogadicción.



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.