El Ecce Homo sigue en su proceso de renovación de Romanos

|


Este año, los hermanos de Ecce Homo celebran el 350 aniversario de su Hermandad, y entre muchos otros actos desde el pasado noviembre se encuentran para no solo mostrar algunos de los estrenos que la Archicofradía ofrecerá el próximo Martes Santo, sino también para poner en valor buena parte de estos, ya que parte de estos estrenos son una recuperación del antiguo patrimonio que esta hermandad atesora y que por suerte están poco a poco dándole el lugar que se merece.


Buen ejemplo de ello son las dos bocinas en metal dorado recuperadas, estas piezas son obras de principios del siglo XX con decoración vegetal en el extremo más ancho. Han sido utilizadas por la archicofradía como también en el encabezamiento de varias de las magnas que vivió la ciudad de Cádiz hasta mediados del siglo XX. La última vez que fueron utilizadas fue para la salida del Martes Santo de 1992, siendo luego depositadas en el almacén de la hermandad. Los bordados están realizados en terciopelo granate bajo y siguiendo el diseño de los anteriores paños que llevaban que a su vez fueron realizados en sustitución de los antiguos paños bordados en oro que fueron destruidos el 18 de julio de 1936 por la quema de la casa del Mayordomo por las fuerzas radicales de izquierdas. Tanto la restauración de bocinas y los paños bordados, como el conjunto de dos navetas han sido donado todo por el Grupo Joven de la Archicofradía.


Otra parte del patrimonio que la cofradía recupera este año de aniversario son las antiguas e icónicas horquillas de nuestro paso de Misterio. En la memoria de todos recordamos a aquellas maniguetas vestidos de romanos junto a sus lanzas, y aunque esa estampa ya quede para el recuerdo porque la seriedad lo requiere, si es justo que estas horquillas sean otro símbolo identitario para la Archicofradía. Horquillas, que creemos poder asegurar que son las mas antiguas que se conservan de toda la Semana Santa de Cádiz, realizándose en 1958 y que pruebas gráficas del archivo de la Hermandad lo atestiguan. Son piezas realizadas en acero y madera, y deducimos que por la vinculación de la Hermandad a los armadores por aquellos años 50 es esos círculos.


Y a continuación y siguiendo la filosofía y línea de actuación que la Hermandad se ha marcado estos años, uniendo por un lado la recuperación de los signos de identidad de la corporación, como es el caso de la escolta romana, y por otro hacerlo desde la más escrupulosa veracidad histórica y arqueológica; este año se apuesta por la reforma en la indumentaria del militar romano que forma la escena que nuestra Archicofradía representa en su estación de penitencia.


Esta decisión se fundamenta en una serie de puntos:


- Los ropajes y equipamiento de la figura sobre el paso hasta el año pasado de misterio resultan artificiales, sin personalidad propia o alma, es decir ser uno más entre tanto soldado en serie que procesiona en las calles de Cádiz, más bien algo sacado de un atrezo o “disfraz”. Esta sensación se acrecenta si a escasos 15 metros observamos la escolta romana con un equipo totalmente realizado a mano de forma individualizada y con el apoyo de estudios históricos y arqueológicos.


- Creemos que el paso de misterio, como el de palio, son la parte de la Hermandad que más y mejor debe lucir, ya que sobre estos se portan a nuestros titulares que son sencillamente los motivos de nuestra existencia como corporación, y resulta paradójico que sea una imagen que acompaña a nuestro titular cristífero la que peor este “cuidada” y acondicionada, al contrario que la otra imagen, la de Pilatos que si bien desde el punto de vista histórico no es perfecta, si mantiene unos mínimos de rigor.


- Con la modificación del equipo y ropaje de la imagen del paso de misterio, se actualizará a la estética actual que se tiene de un soldado romano, pero con la particularidad que es una estética definitiva y apoyada por numerosos trabajos científicos.


- Los ropajes y equipo de la imagen que va junto al titular, a su vez tienen en cada uno de sus elementos fallos y anacronismos tanto históricos y arqueológicos, que chocan frontalmente con la línea que la hermandad sigue a este respecto desde que hace ya 3 años, como es la de recuperar, pero no de cualquier forma, sino recuperar y formar, es decir, además de hacer una catequesis en la calle que también se haga una labor didáctica. Que la “gente” se pregunte y reflexione, del porque se realiza de una forma distinta a las demás hermandades que llevan figuras de romanos en sus altares móviles. Despertar una inquietud, aunque sea mínima, y esa misma reacción les conllevará a no solo un aprendizaje, sino también a distinguir a nuestra corporación en algo diferente, única y con personalidad propia.


La imagen, que junto a la otra figura secundaria de Pilatos, acompaña a Nuestro Padre Jesús del Ecce Homo en cada estación de penitencia en la Santa Iglesia Catedral, como hemos dicho es la de un militar romano, y aunque a veces en la documentación se le nombra como soldado romano, por la forma que a lo largo de los años se le ha vestido estaría más cercano a la de un oficial romano. Por lo tanto a la hora de realizar el estudio de las diferentes fuentes se ha optado por hacerlo en esta dirección, con lo que hacemos que se mantenga una imagen del oficial romano real, pero a su vez con el regusto cofrade.


-Comenzamos por un par de Muñequeras realizadas a mano en piel de vaca. Cuya función es la protectora en actividades en que se exige a las muñecas un esfuerzo extraordinario, como por ejemplo el uso y movimientos en el transcurso de una lucha con armas de cuerpo a cuerpo. Por un lado la calor y por otro la presión previenen posibles torceduras y esguinces. Todo esto hace proteger la muñeca de posibles lesiones, limpiar el sudor de la frente y evitar que el sudor del brazo llegue a la mano impidiendo que resbale el arma de mano. El material supone además una protección mínima ante golpes secos en la zona, siendo incompatible el material metálico que haría resbalar con sudor y además supondría laceraciones y heridas con el paso del tiempo.


-Se llama sub-urmalis a la prenda que se usa debajo de la armadura para proteger el cuerpo y la túnica del desgaste producido por el roce y la suciedad, y como podréis ver no es algo muy bonito u estético pues no es esa su finalidad, sino y amortiguar los golpes, ademas de separar el cuerpo de los objetos punzantes que traspasen nuestra armadura y de paso acolchar el peso sobre los hombros de nuestra lorica. Se le pueden añadir "Pteruges" las tipicas cintas que aparecen por debajo de la armadura, con flecos en las puntas, muy común en todas las estatuas militares romanas. La finalidad de los pteruges, añadidos a la cintura y a los hombros, que solían usarse en dos capas, la inferior más larga que la superior y desplazadas una de otra, tenían la función de una mínima protección en las articulaciones, es decir brazos y piernas sin hacer que el portador pierda movilidad. Está realizado en cuero y algodón, metal en las decoraciones y flecos en hilo metálico dorado en los pteruges de las extremidades inferiores.


-La imagen como oficial, lleva el Paludamentum, capote militar (llamado clámide por los griegos) que usaban los emperadores, legados y oficiales romanos, se sujetaba con una fíbula en el hombro derecho. Tenía color escarlata en sus primero tiempos y ya en el siglo II dc. color púrpura en los emperadores. Ponerse el paludamentum era un acto ceremonial preciso para salir a la guerra. Estos capotes de los oficiales superiores servía tanto como vestimenta, abrigo y para ser reconocidos por las tropas en el campo de batalla. Se puede llevar de diferentes formas, siendo una de las más representadas unido por encima del hombro derecho y caía por la espalda hasta las pantorrillas para subir caer otra vez hacia delante apoyado en el brazo izquierdo. Esta pieza está realizada en un tejido de color burdeos/granate de aspecto más áspero y artesanal.


-Las túnica romana es una prenda básica, podrían ser ser tanto de lana para invierno o el lino en verano mayoritariamente. En función de la corpulencia del sujeto podía medir entre 90 y 120 cm. de largo por unos 75 a 120 cm. de ancho, quedando las mangas caídas sobre los hombros cubriendo casi hasta el codo. Las túnicas militares a diferencia de las civiles no sobrepasaban las rodillas con la función de no impedir el movimiento.


El material elegido para la túnica es el lino natural en color crudo, que luego ha pasado por un proceso de teñido en color escarlata/burdeos mediante técnicas manuales. El motivo de haber elegido este tejido es haber estudiado el clima de la zona palestina, y en concreto de Jerusalén durante el mes de la Pascua Judía, tendiendo unos límites de temperaturas entre 12 y 25 grados. Por lo que la combinación entre la túnica de lino para los días más calurosos y el paludamentum para las bajadas de temperaturas nocturnas hacen que sea no solo plausible sino totalmente probable.


-Sobre la sub-urmalis la imagen un tipo de armadura musculata, que tiene su origen en las panoplias griegas, inicialmente fueron usadas por soldados rasos, cuando la infantería romana tenía como base la falange griega, con la evolución de las tácticas ya propiamente romanas se relegaron estas protecciones a altos oficiales (tribunos, legados, y emperadores) cuyo sitio en combate estaba destinado sobre un caballo. El material puede ser en cuero endurecido hasta metales como el bronce, aunque estas últimas estaban mas reservadas oficiales de máximo rango y con imperium, y al propio emperador. Esta tipo de armadura era la elegida para que el emperador sea retratado con la iconografía de máximo mando militar del Imperio. Fue a partir de ella la que inicia en siglos posteriores el imaginario popular del aspecto militar de un soldado romano.


Esta tipología de protección corporal tiene básicamente tres componentes, un pectoral, un espaldar y hombreras, todos ellos unidos por cordonería de cuero. Está realizada con 2 pies de piel de vacuno, en dos colores, siendo el color predominante el marrón avellana y el minoritario un tono ocre/ rojizo. Todas las fases de cortado de material, modelado de cuero y tintado ha sido realizada por la empresa madrileña Artcuero, empresa artesana exclusivamente en piel. Especializada para attrezzo y vestuario con este material en obras de teatro, como también en la impartición cursos a otros artesanos del sector (http://artcuero.com/ ). Tras esto y con la pieza ya en Cádiz, se prueba en la imagen y la pieza entre en la fase decorativa, donde el encargado para ello por la Archicofradía es Alejandro Montes de Oca, imaginero gaditano y hermano.  


Mientras la pieza era realizada en la capital de España, se suceden diversas reuniones con Alejandro para abordar los motivos a representar.


Toda la decoración de la armadura la podemos resumir dos conceptos duales como MAR / MARIA y TRES/TRINIDAD.


 La elección está íntimamente relacionada con Cádiz y su historia. Son elementos florales, y elementos mitológicos griegos que en el siglo I d.c están ya dentro de la cultura popular de la Gades romana. Son pasajes que simbolizan los primeros contactos de las culturas griega y fenicia con nuestra zona, considerada como el extremo del mundo conocido, lugar de océano, donde se localizaba el Hades y el Tártaro y residencia tanto de pueblos como Tartesos, como de titanes, seres y monstruos.


En primer lugar en el el pectoral tenemos a cabeza de la Gorgona Medusa o Gorgoneión de estética helenística y romana. El episodio de medusa es un mito griego relacionado con el extremo occidente y que el Heroe civilizador Perseo tras cortarle la cabeza que convertía en piedra. El gogoneion es unos de los motivos mas representados en la historia del arte llegando sus variantes hasta nuestros días, y se le asociaba un poder de protección.


Representamos, basándonos en un grabado del Museo del Prado, el 10 trabajo de Hércules, donde se encuentra matando al gigante tricéfalo Gerión, cuando el héroe viaja a estas tierras para robarle el ganado para el tirano Euristeo. Según las fuentes el lugar de este episodio fue una de las islas del archipiélago gaditano de la época, y que estamos pisando ahora mismo una de sus primitivas orillas, Eriteia.


A su lado, y sacado de una cerámica de figuras rojas del siglo IV a. c., tenemos otros de los trabajos, el undécimo, que se vuelve a desarrollar en nuestra zona, mas allá del mundo conocido griego y fenicio, el robo de las manzanas del Jardín de las Hespérides. Localizado en otra de las islas que formaban la primitiva Cádiz. El Jardín de las Hesperides es el huerto personal de la diosa Hera, donde sus frutos, manzanas de oro son guardados por un dragón Ladón, y también lugar donde viven las ninfas seguidoras de Hera.


Y en la parte inferior encontramos con una serie de elementos naturales que junto a los elementos antes mencionados le dan el significado que se pretende a todo el conjunto. Vemos una concha marina, para nosotros los católicos simboliza a la Inmaculada Concepción de María, pero evidentemente la relacionamos con el mar, mar que tiene una vinculación indivisible con nuestra ciudad y también con nuestra Archicofradía, como buen ejemplo es nuestro altar mayor costeado íntegramente por hermanos cargadores de indias a finales del XVIII, o el patronazgo que durante buena parte del siglo XX tuvo los armadores pesqueros de Cádiz con nuestra hermandad, y la prueba más evidente son los respiraderos de nuestro paso de palio. Pero con el mar también se relaciona las Gorgonas, al ser descendientes de Forcis y Ceto, divinidades marinas griegas, padres también de las Hespérides. Pero otro de estos motivos Gerión, además de mito que sucede en nuestra zona es relacionado con el mar al ser interpretado como la personificación de los tres brazos que el Guadalquivir formaba en su desembocadura en la antigüedad. Pero no acaba con esto ya que el propio Heracles/Hercules en su forma de Hercules Itálico es venerado por los comerciantes marinos que iban y venían desde todos los puntos del Mediterraneo.


Pero como decíamos, toda la decoración simboliza otra dualidad, TRES /TRINIDAD, que lo centra la flor de lis que vemos abajo. La flor de lis o lirio es símbolo mariano en cuanto significa la castidad, la pureza, la inocencia y la piedad, pero también las tres virtudes teologales de la caridad, la esperanza y la Fe. Como tres son las gorgonas, tres las hespérides, tres los cuerpos de Gerión, tres los trabajos de Hercules que realiza en esta zona del extremo occidente. Pero esta representación del lirio es también un símbolo en la cual esta representada la Trinidad, La hoja recta del lirio representaba la omnipotencia de Dios Padre, y las dos hojas inclinadas, la sabiduría y amor del Hijo y del Espíritu Santo.


Armadura y relieves:







Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.