Un año del cambio más acertado en el Cádiz C.F.

|



El nuevo entrenador, Álvaro Cervera, llegaba con una papeleta complicada ya que ni el estado de ánimo de la afición, ni el equipo, ni los resultados acompañaban tenía tan sólo un mes para darle la vuelta a la situación y hacer que el equipo subiera, algo que parecía imposible y en lo que casi nadie confiaba. Los números con Cervera no ayudaban, derrota en Carranza frente al Mérida, empate en Jumilla, derrota en Carranza frente al UCAM.. nadie creía, incluso se escuchaba: "Para hacer el ridículo en playoff, prefiero ni jugarlo" y en el último partido de liga, llegó con un gol de Salvi, la primera victoria de la 'era' Cervera en Jaen y fue importante ya que llegaba casi dos meses después de que el Cádiz no consiguiera ganar ningún partido y justo antes del playoff.


Llegó el playoff, y con él, los fantasmas del pasado y en mente la temporada "desastrosa" que estaba haciendo el equipo. Pero en playoff nada fue igual, parecía otro equipo y otros jugadores.. había cambiado la forma de jugar, de pelear, de vivir los partidos y todo en general había cambiado. El primer asalto se saldó con un empate a 0 en Carranza frente al Ferrol y en la vuelta con un resultado de 1-2 para el Cádiz, el conjunto cadista pasa contra todo pronóstico y la gente empieza a motivarse y a pensar: "¿Y por qué no?". En la segunda eliminatoria de playoff un gol de David Sánchez de penalti nos da un resultado de 1-0 en Carranza con la vuelta en Santander con todo por decidir, pero que sorprendentemente, se vuelve a ganar con un golazo al estilo Messi de Alvarito García y a raíz de ahí quedaba sólo la última batalla contra el Hércules y la posibilidad de volver a la categoría de plata donde la perdimos con aquel fatídico penalti de Abraham Paz. Todo el cadismo cree y ven más cerca que nunca el sueño del retorno a Segunda División, y llegó el partido contra el Hércules con un partidazo de Despotovic y Carlos Calvo (Protagonistas del gol en Carranza) y que no habían sido importantes e incluso habían sido criticados durante la temporada y con un golazo de Calvo de falta el Cádiz jugaba la vuelta con una ventaja de 1-0 en el marcador y en la vuelta con un gol tempranero de Dani Güiza nos hizo tocar el cielo y ya estaba echo, el objetivo se cumplió 6 años después y cuando nadie creía ni en ascenso, ni en Cervera, ni en el equipo ni nada.


Cervera, tras conseguir el ascenso, se convierte en el entrenador del Cádiz la temporada siguiente automáticamente tras conseguir el ascenso. Cervera junto con Vizcaíno y Pina empiezan un proyecto para un Cádiz en Segunda División en el que ha habido altos y bajos pero en esta temporada, el Cádiz está salvado hace varias jornadas ya (objetivo principal) e incluso vuelve a pelear por unos playoff de ascenso a Primera División y todo esto gracias a la grandísima labor del técnico Álvaro Cervera al que le debemos mucho y tenemos que estar agradecidos de por vida por sacarnos del pozo, y quién sabe, si por llevarnos a la gloria de Primera División.


Pase lo que pase, queda Cervera para rato, porque con la permanencia asegurada, su contrato se renueva automáticamente una temporada más sea en Primera División o en Segunda. Hay gente que lo quiere, que lo odia, que lo admira, que lo critica por la forma de jugar (ya que lo llaman defensivo) pero la realidad es la que es, 12 meses, 1 ascenso, una permanencia lograda antes de tiempo, 2 objetivos de 2 temporadas cumplidos y un sueño que puede hacerse realidad.


Pese a la fama de entrenador defensivo y las críticas de su estilo de juego, Cervera ha conseguido en 41 partidos oficiales (Segunda B, Playoff, Segunda) 54 goles a favor con 20 victorias, 13 empates y 11 derrotas. Números que hablan por sí solos y que hacen que se convierta en historia viva del Cádiz y que la gente crea y sueñe en un ascenso y disfrute que el equipo está como mínimo otro año mas en Segunda División.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.