Las Presencias Literarias de la UCA descubren “la transparencia” de Muñoz Molina

|


Las Presencias Literarias de la Universidad de Cádiz han brillado esta tarde con la luz reflejada de sus protagonistas: Antonio Muñoz Molina y Elvira Lindo. El aula Magna de la Facultad de Filosofía y Letras del Campus de Cádiz estaba completa, más de 300 personas han completado su aforo para asistir a una entrevista cercana entre dos admirados portavoces de las letras, como siempre persigue esta actividad cultural impulsada desde el servicio de Extensión Universitaria de la UCA, y ha logrado su objetivo de transmitir mediante una conversación íntima y animada las experiencias y cualidades menos conocidas de su personaje invitado.


Elvira Lindo, además de compartir “su vocación” y ámbito de trabajo es también su mujer, por lo que ha realizado una presentación de la biografía de Antonio Muñoz Molina llena de detalles personales y profesionales desde sus comienzos en la vida literaria hasta la actualidad, donde se ha esforzado por acercar “la transparencia” del escritor más “de lo que los lectores creen”, puesto que como ha señalado “su intimidad está escrita en cada uno de sus libros”. Entre sus afirmaciones, la escritora gaditana – a la que la Universidad de Cádiz dedica estos días la Semana Universitaria del Libro – ha confirmado con palabras de Lorca que el autor “nació para ser escritor”, como compromiso social y, especialmente personal, como “tozudez de ser el mismo fuera de modas”. Su amor por la literatura “es algo más que trabajo, es una manera de vivir”.


Muñoz Molina ha confesado que en un principio no se le ocurría pensar dejar su trabajo de entonces en el Ayuntamiento de Granada para dedicarse a la literatura en exclusiva y que le costó tiempo, fue poco a poco pidiendo permisos hasta que soltó el ancla: “Tenía claro esa dedicación, pero no soñaba con ser conocido, sino con escribir y tener algunos lectores”. Su guía, “mi Norte”, ha sido esa “atracción muy grande hacia las cosas que me gustan y he disfrutado mucho al hacer lo que hacía” al igual que hicieran muchas personas que ha admirado, “pero no para llevar la contraria, solo para serte fiel”.


De la misma forma, también han hablado de su arraigo y desarraigo personal que refleja en sus obras, “un lugar que amas, pero del que salir para perseguir un deseo”, como ha descrito Elvira Lindo. De su versatilidad temática y al margen de los temas o requisitos de su entorno, aunque le hayan colgado las etiquetas a lo largo de su trayectoria como “autor del jazz o de la novela negra”.


Asimismo, las injusticias le han afectado desde su infancia, por lo que el malestar o “furia” que le provocaban fueron tomando forma en sus trabajos no solo literarios sino también periodísticos en diferentes medios de comunicación. Un hecho que marcó un estilo “contando cosas reales sin filtrarlo por géneros”, según el autor jienense.



Antonio Muñoz Molina


El escritor andaluz y académico de la Real Academia de la Lengua es autor de El invierno en Lisboa (1987, Seix Barral),Beltenebros (1989, Seix Barral), El jinete polaco (1991, Planeta) o Plenilunio (1997, Alfaguara) y también articulista en diversos medios de comunicación como son ABC, El País, Muy Interesante o Scherzo. A lo largo de su carrera, ha recibido relevantes reconocimientos como los premios Nacional de Narrativa, Planeta o el Príncipe de Asturias de las Letras.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.