Alemania gana la Copa Confederaciones

|



Decía Gary Lineker que "el fútbol es un deporte en el que juegan 11 contra 11 y gana Alemania". Y últimamente, así está siendo. Apenas dos días después de que la sub-21 ganara la Eurocopa, la absoluta levantó la Copa Confederaciones, una especie de ensayo del Mundial que se celebrará dentro de un año y al que los germanos llegarán, además, como vigentes campeones.


Las recuperaciones en el campo germano de los chilenos fueron constante, pero fue un error de Marcelo Díaz el que decidió el partido. Intentó sacar el balón jugado siendo el último hombre, no se percató de la presencia de Timo Werner, y el delantero del Leipzig robó el balón y se lo cedió a Stindl, que no tuvo más que empujar el cuero a puerta vacía. El dominio de Chile se acrecentó, pero a su vez cada contragolpe germano era de lo más peligroso. La tuvieron Aranguiz y Vidal, y respondieron Werner, Goretzka y Draxler, aunque todos ellos sin acierto. 


Tras el descanso, el encuentro se volvió tosco, tenso, y los enfrentamientos entre jugadores de ambas selecciones se sucedieron. Hasta Vidal con Kimmich, compañeros de equipo en el Bayern, casi llegan a las manos. El paso de los minutos favoreció a Alemania, que se defendió con orden ante la impotencia chilena. Casi acaba expulsado Jara, que propinó un durísimo codazo a Werner. Entró en escena el VAR, la agresión era más que evidente, pero sin embargo el jugador chileno no fue expulsado en una decisión sorprendente del árbitro. Lo intentó Chile hasta el final, y Sagal la tuvo a bocajarro y disparó alto. En el último minuto, Alexis casi marca de falta, pero Ter Stegen salvó a Alemania, que se llevó el título.





Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.