Comienzan las obras contempladas en el proyecto de mejora del firme en siete calles de la ciudad

|




El Ayuntamiento ha comenzado a ejecutar en estos días el proyecto de refuerzo de firmes y mejoras en varias zonas de la ciudad redactado por el área de Desarrollo Urbano, y que contempla primordialmente el asfaltado de siete calles distribuidas por la zonas de Sacramento y los barrios del Cristo, la Pastora y la Casería.



En concreto, se trata de un proyecto integral de viales -que incluye en la calle Montigny el aparcamiento para vehículos que hasta ahora no se encontraba asfaltado- al que el gobierno municipal destinará en 168.532 euros tras la adjudicación a la empresa Construcciones Garrucho SL.



El concejal de Infraestructuras, Antonio Rojas, explica que se trata de calles que se encuentran deterioradas “por el paso del tiempo y de la incidencia de tráfico sobre las mismas sin que haya existido un mantenimiento durante años pasados. Ello ha provocado la aparición de fisuras, deformaciones y hundimientos que debe ser reparados”. Rojas ha destacado el hecho de que este plan de asfaltado responda a las inquietudes mostradas por la Federación de Asociaciones de Vecinos ‘Isla de León’ tras las reuniones que el edil ha venido manteniendo con los representantes de esta entidad para consensuar actuaciones en materia de vías y obras, entre las que el gobierno municipal ha contemplado las intervenciones sobre un conjunto de calles indicadas por la federación vecinal.



Las obras se han iniciado en la calle Montigny, que conlleva el asfaltado del aparcamiento situado anexo al campo de deportes Sacramento, donde se está recuperando el área degradada mediante la regularización del relleno de tierras existente, nivelando los hundimientos en el terreno y la posterior extensión de una capa de mezcla bituminosa en caliente. Ayer lunes también se ha comenzado a actuar en las calles San Miguel y Bonifaz, en el barrio de la Pastora, así como en la calle San Juan Bautista. La próxima semana está previsto que finalicen estas intervenciones para acometer las contempladas en las calles Comandante Ruiz Marcet y San Ignacio hasta la confluencia con la calle Coghen. En este punto concretamente se incluye la intervención en una parte del acerado para mejorar la visibilidad del tráfico en la intersección.


Todas las actuaciones se completarán con la señalización horizontal de pintura blanca reflexiva para líneas, cebreados y flechas.


Antonio Rojas ha informado de que el plazo máximo de ejecución de este proyecto es de dos meses, si bien apunta que es intención del gobierno municipal, de los técnicos municipales y de la empresa que lo ejecuta finalizarlo antes del comienzo de septiembre. “Tratamos de causar las menores molestias posibles a la ciudadanía -explica el concejal de Infraestructuras- y especialmente a quienes residen en las zonas donde actuamos. Queremos solicitar la colaboración ciudadana para contribuir a acortar los plazos y trasladar la necesidad de efectuar estas obras encaminadas a mejorar nuestras calles y espacios públicos para hacer entre todos una ciudad ideal para vivir y transitar”.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.