El delegado ha defendido “el gran servicio” realizado por los integrantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado “en defensa de la paz y en la batalla contra el terror en favor de la libertad”

Sanz destaca “el reconocimiento público y social de las víctimasdel terrorismo” en base a los principios de memoria, dignidad y justicia de nuestra democracia

Sanz ha destacado el modelo español de solidaridad con las víctimas del terrorismo y sus familias, que merecen “todo el apoyo, el esfuerzo y el reconocimiento” y que son “una prioridad para el Gobierno de España”.
|

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha destacado hoy,durante su participación en el homenaje realizado a Miguel Ángel Blanco, que se han celebrado en Chipiona, Cádiz, hoy, cuando se cumplen 20 años de su asesinato a manos de la banda terrorista ETA, “el reconocimiento público y social de las víctimas del terrorismo en base a los principios de memoria, dignidad y justicia de nuestra democracia”.

Sanz, que ha estado acompañado por la alcaldesa del municipio, Isabel Jurado, ha manifestado que “encuentros como el de hoy nos ayudan, sin duda, y nos ofrecen consuelo, porque contribuyen a avanzar en nuestro sistema integral de apoyo a las víctimas del terrorismo”.



Sanz ha recordado que, el asesinato de Miguel Ángel Blanco marcó un antes y un después en la lucha contra ETA y provocó una movilización sin precedentes, en un país que perdió el miedo a salir a la calle para defender su libertad, creándose así “el Espiritu de Ermua”, que supuso “el principio del fin de ETA, hoy felizmente derrotada, después de tantos años de dolor, por el Estado de Derecho”.



Asimismo, el delegado ha mantenido que “nada puede reparar la pérdida de una vida inocente, y que nadie nos devolverá a los seres queridos que tan injusta y arbitrariamente han sido asesinados por unos fanáticos, pero hoy debemos honramos en recordar a todos ellos que, como Miguel Ángel Blanco, murieron defendiendo la democracia”.


Papel de las FCSE



El delegado ha destacado el gran servicio realizado por los integrantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en defensa de la paz y en la batalla contra el terror. Una lucha “sacrificada y costosa, pero hermosa a la vez, porque ha sido una batalla en favor de la libertad”, ha afirmado Sanz.



En este sentido, ha destacado que “gracias a la experiencia acumulada por los cuerpos de seguridad españoles en el combate contra ETA, España es hoy un país seguro, que ejerce un liderazgo en la lucha antiterrorista reconocido en el mundo entero, ahora ante las nuevas amenazas del terrorismo global”.



Solidaridad con las víctimas



En su intervención, Antonio Sanz ha defendido el modelo español de solidaridad, y ha recordado que “para el Gobierno de España las victimas del terrorismo y sus familias son una prioridad y merecen todo el apoyo, el esfuerzo y todo lo que podamos hacer por ellas”.



A este respecto ha dicho que “el homenaje, recuerdo y gratitud a las víctimas va a ser permanente y duradero”, toda vez que ha recordado que “las familias de las víctimas, con su ejemplo de entrega y valor, así como su capacidad para no rendirse nunca, han sido artífices esenciales en la derrota del terrorismo de ETA y son nuestro aliciente y acicate para la lucha contra las nuevas amenazas”.



Sanz ha concluido haciendo hincapié en el ejemplo de las familias víctimas del terrorismo que con “su dignidad, entereza, fortaleza y su lucha por la paz, seguirán siendo un referente para mantenernos firmes y unidos en torno a los valores de nuestra democracia”.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.