¿Sabes exactamente cómo se hundió el Titanic?

|




La historia de este barco es muy conocida y probablemente muchos recuerden la bonita historia de amor entre Rose y Jack de la película interpretada por Leonardo diCaprio y Kate Winslet. Pero, ¿cómo se hundió el Titanic? Todos sabemos que fue a causa del choque contra un iceberg y alguna que otra mala maniobra, pero, ¿cómo sucedió todo esto?


El Titanic era el mayor barco jamás construido por la White Star Line y era de un lujo inigualable. Era, además, supuestamente, inhundible.


La compañía estaba tan segura de que el barco no se podía hundir que solo había 20 botes salvavidas. Los botes luego fueron necesarios, pero lamentablemente no suficientes...


Zarpó el 10 de abril de 1912 desde Inglaterra con destino a Nueva York. Cuatro días después de haber comenzado su primer viaje, la tripulación comenzó a recibir mensajes de otros barcos advirtiendo sobre varios icebergs en el camino. Sin embargo, algunas de estas recomendaciones no fueron tomadas en serio y el capitán Edward J. Smith se fue a su habitación a las 21:20. Los vigías intentaban ser un poco más diligentes con la observación, pero el barco seguía yendo a toda velocidad.


A las 11:40 este barco indestructible chocó contra un iceberg. La noche era clara, pero la luna no brillaba y los vigías no tenían binoculares, por lo que solo pudieron ver el iceberg cuando estaba delante de ellos. Cuando se dio la alarma se ordenó virar a estribor (hacia la izquierda) y poner los motores en reversa. Aunque tenía margen para hacerlo, no fue suficiente.


Pocos segundos después de la señal de alarma el Titanic chocó contra el iceberg por su lado derecho. Inicialmente dijeron que solo se había roto el percal, pero pocos minutos después la nave estaba cubierta por agua.



Los pasajeros no se dieron cuenta de la situación porque el golpe apenas se sintió, pero a las 00:05 los botes salvavidas ya estaban siendo desplegados y cinco minutos después se estaban realizando llamadas de emergencia. Dos horas y cuarenta y cinco minutos después de la colisión, la nave se había hundido por completo.


Durante años se creyó que el barco se había hundido únicamente por el impacto contra el iceberg, pero lo cierto es que años después se encontró la nave y se comprobó que se había partido en dos antes de hundirse. Se vio que el acero de baja calidad fue el causante del desastre, aunque hoy en día siguen saliendo a la luz nuevas teorías. 


Algunos dicen que los remaches y pernos metálicos eran débiles, e incluso algunos sostienen que el barco era tan malo que se partió aún estando en posición horizontal.


Quienes no alcanzaron a subir a los botes salvavidas (gran parte de la tripulación y los pasajeros de tercera clase) tenían chalecos salvavidas, que de nada les sirvieron en las heladas aguas del atlántico norte.

Incluso algunos que sí lograron subir a los botes salvavidas murieron congelados en la intemperie, ya que los botes fueron rescatados recién a las 3:30 de la madrugada por el transatlántico Carpathia a las 3:30 de la madrugada.


El Titanic se había construido en solo tres años y sus planos -junto con los del Olympic y Gigantic- se habían hecho en 1907. Sin embargo, el iceberg contra el que chocó tiene una historia muy antigua: comenzó su viaje hacia el norte del Atlántico tres mil años atrás, aunque probablemente se hubiera formado mil años antes de Cristo tras una tormenta de nieve en Groenlandia. Estos trozos de hielo fueron destruidos en el océano Ártico, separando los glaciares de los iceberg.




Este iceberg era un afortunado ya que en su viaje suelen derretirse antes de llegar tan al sur. En la noche del hundimiento, la temperatura del mar era por debajo de cero grados, sin embargo, la vida del iceberg fue corta, ya que la esperanza de vida de aquellas masas de hielo que llegan al Atlántico es de dos a tres años. Además, su forma era extraña, ya que era tabular -algo poco común en esa zona.


Existen algunas fotografías del iceberg con el que chocó el Titanic. Una fue tomada por el administrador jefe del transatlántico alemán SS Prinz Adalbert un día después del hundimiento, sin saber lo que allí había sucedido. La otra, por el capitán De Carteret del Minia, que dijo que este era el único iceberg en la zona. Ambas fotos muestran unas manchas rojas en el hielo, producto del choque contra el barco poco tiempo antes.





Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.