La apuesta de la Dirección General de Tráfico por erradicar a los conductores que se ponen al volante tras haber ingerido algún tipo de sustancia psicoactiva es lo que ha llevado a este Organismo a incrementar las sanciones y a poner en el punto de mira a los reincidentes en la Ley de Seguridad Vial.

​Tolerancia cero con el alcohol y otras drogas al volante

Campaña de vigilancia y control de alcohol y otras drogas del 11 al 15 de agosto
|

Según los datos del Observatorio Europeo para la Seguridad Vial (ERSO) alrededor del 25% de las muertes en carretera en Europa están relacionadas con el alcohol; mientras que, aproximadamente, sólo el 1% del total de kilómetros recorridos son conducidos por personas con 0,5 g/l de alcohol en la sangre o más.


A medida que la concentración de alcohol en la sangre aumenta en el conductor, la tasa de incidencia de accidentes también se incrementa de forma progresiva. En comparación con un conductor sobrio, la tasa de incidencia de accidente de un conductor con una tasa de alcoholemia de 0,8 g/l es 2,7 veces mayor que la de un conductor sobrio. Cuando un conductor tiene una tasa de alcoholemia de 1,5 g/l su tasa de incidencia de accidente se calcula que es 22 veces mayor que la de un conductor sobrio.


Según la Memoria del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses del año 2015, el 43,10% de los conductores fallecidos presentaron resultados positivos en sangre a drogas y/o psicofármacos y/o alcohol. Además, el 46,37% de los peatones fallecidos por atropello presentaron también resultados positivos en sangre a drogas y/o psicofármacos y/o alcohol.


Por todo ello, desde el comienzo de las operaciones especiales de verano se han intensificado los controles preventivos de alcohol y otras drogas, que en palabras del Director General de Tráfico, Gregorio Serrano, “son un instrumento

imprescindible para tratar de sacar de la vía a todos los conductores que se ponen al volante habiendo consumido algún tipo de sustancia psicoactiva, ya que no sólo tienen un mayor riesgo de sufrir o producir un accidente, sino que

además, la mortalidad y la lesividad de las lesiones son mayores en aquellas personas que han ingerido alcohol y otras drogas”. 


La provincia de Cádiz tiene un mayor número de desplazamientos durante el verano al contar con numerosas localidades de atractivo turístico y también al ser los puertos de Tarifa y Algeciras los que concentran más del 70% de los embarques de vehículos hacia Marruecos dentro de la Operación Paso del Estrecho. Por ello, desde el inicio del periodo estival se han intensificado los controles preventivos en todas las carreteras de la provincia y a todas horas.

Desde el 15 de junio, que se dio comienzo a las actuaciones de la campaña de verano, el Subsector de Cádiz de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil ha realizado 15.123 pruebas en controles preventivos, de las cuales el 3,16% dieron positivo en alcohol y el 51,66% dieron positivo a drogas.


En la última campaña especial de vigilancia y control de alcohol y otras drogas desarrollada del 5 al 11 de junio por parte del Subsector de Cádiz de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil se realizaron 1829 pruebas de las cuales 30 dieron positivo a alcohol y 5 a drogas. Además se sumaron a esta campaña especial los Ayuntamientos de Algeciras, Cádiz, Chiclana de la Frontera, El Puerto de Santa María, Jerez de la Frontera, Los Barrios, San Roque y Ubrique, realizando 1.627 pruebas de las cuales el 3% dieron positivo en alcohol y el 33% en drogas.


La apuesta de la Dirección General de Tráfico por erradicar a los conductores que se ponen al volante tras haber ingerido algún tipo de sustancia psicoactiva es lo que ha llevado a este Organismo a incrementar las sanciones y a poner en el punto de mira a los reincidentes en la Ley de Seguridad Vial.


Vía administrativa: La Ley de Seguridad fija las tasas máximas de alcohol permitidas para los conductores. Así como la prohibición de conducir con presencia de drogas en el organismo.


Vía Penal: El capítulo IV del Título XVII del Código Penal tipifica los delitos contra la seguridad del tráfico y establece las siguientes penas para conducir con exceso de alcohol o bajo la influencia de drogas. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.