Conmoción en el hospital

Muere decapitada en el Hospital de Valme, Sevilla, al quedar la camilla atascada en el ascensor

Trágico accidente el que se produjo ayer tarde en el sevillano Hospital de Valme cuando una joven, que acababa de tener un hijo por cesárea, murió decapitada en el ascensor.
|


Trágico accidente el que se produjo ayer tarde en el sevillano Hospital de Valme cuando una joven, que acababa de tener un hijo por cesárea, murió decapitada en el ascensor.


El trágico suceso tuvo lugar cuando la joven era sacada del ascensor del hospital y este se accionó de forma inesperada, el celador comprobó como la camilla había quedado atrapada y el habitáculo comenzaba a desplazarse a la altura de la cabeza proocando la muerte de la misma a la que no se le pudo salvar la vida.


La consejera de salud, Marina Álvarez, calificó la muerte de la mujer, Rocío Cortés Núñez, como "inesperada y sorpresiva". La mujer había tenido su tercera hija y al filo de las 14:30 era trasladada a su habitación en la tercera planta. Los familiares escucharon un ruido fuerte en el ascensor y se produjo la tragedia.


Efectivos de la Policía Nacional, Policía Local y Cuerpo de Bomberos se desplazaron al lugar de la tragedia para recuperar el cuerpo de la chica así como para realizar las primeras investigaciones.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.