El Real Madrid arranca la Liga ganando

|


15029509448775


Nada se le resiste al Real Madrid de Zidane. Aún con la historia en contra, los blancos no habían ganado en ninguna de sus visitas a Riazor en la primera jornada, los vigentes campeones de LaLiga salieron gloriosos de La Coruña.



Un auténtico baile. Así fueron los primeros minutos de los blancos, dominio, posesión y magia... a lo que se sumó una magnífica actuación de Keylor Navas. El costarricense estuvo brillante, salvó en tan sólo seis minutos dos disparos de Andone. Después, el juego del Madrid volvió a eclipsar la atención.



Tener en el centro del campo a Modric, Kroos y Casemiro supone siempre un plus, pero si a ellos se suma Isco, el espectáculo está servido.



Presenciar el despegue del campeón conlleva sus consecuencias. El Madrid es imbatible, cuando llega marca. Con Cristiano o sin Cristiano. Pudieron adelantarse desde el minuto uno pero el gol llegó en el 19.



Anotó Bale, un tanto que debería compartir con Benzema, pero lo marcó el galés que es lo que cuenta. Y le sirvió para, nada más y nada menos, convertirse en el primer jugador de la historia del Madrid que marca el primer gol en LaLiga en tres temporadas consecutivas.



Reseñable, en la exhibición madridista, la actuación de Isco. El malagueño está tirando abajo la puerta de la titularidad. Con el fútbol en sus botas se convirtió, con permiso de Modric, en el director, del conjunto blanco durante gran parte del duelo.



La segunda diana también llegó en la primera mitad, obra del ya habitual Casemiro. El brasileño le ha cogido el gustillo a marcar. Lo hizo la campaña pasada en Skopje, el miércoles en la Supercopa y hoy se ha estrenado en el primer partido de Liga.



Tras el receso, continúo el baile blanco. Los de Zidane bajaron una marcha pero continuaron con la posesión. A los lomos de ese dominio nacieron varias ocasiones y el tercer gol. Bale volvió a aparecer, en esta ocasión disfrazado de asistente para dejar a Kroos como autor de un gol, desde más allá del borde del área.



A partir de aquí, poco más. El Madrid pudo ampliar la diferencia del marcador y Keylor volvió a convertirse en protagonista, salvando un penalti en el 89.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.