Juana Rivas se entrega en los juzgados

|



Juana Rivas, la vecina de Maracena (Granada) que estaba ilocalizable desde que el 26 de julio incumplió la orden de entrega de sus hijos a su padre italiano, se ha presentado este martes en los juzgados de Granada. La madre ha llegado pasadas las 11.00 horas a la sede judicial de La Caleta, donde se han congregado al menos un centenar de personas para apoyar a esta mujer, víctima de malos tratos, que hasta ahora se ha negado a restituir al padre a sus dos hijos, de 3 y 11 años.


"Todos somos Juana", "Un maltratador no es un buen padre", "Frente a los maltratadores, protección a los menores", "Nos tocan a una, nos tocan a todas", han sido algunas de las consignas escuchadas a las puertas de los juzgados. La parlamentaria de Podemos Carmen Lizárraga, que ha intentado dirigirse a Rivas a su llegada a un aparcamiento público cercano a los juzgados, ha informado a los periodistas de que la mujer ha sido introducida en un vehículo policial y que desde el coche ha sido conducida a la sede judicial a través del parking.


El Juzgado de Instrucción 2 de Granada decretó la vigente orden de detención y presentación en sede judicial que pesa sobre Juana Rivas después de que el pasado 8 de agosto, cuando las partes estaban citadas, la mujer no compareciera en este órgano que lleva la causa por la vía penal. Rivas tampoco acudió este lunes a otra citación judicial que tenía por la vía civil, en el Juzgado de Primera Instancia 3, para decidir medidas de protección sobre los menores solicitadas para el padre, Francesco Arcuri. 


En la vista, la titular del Juzgado de Primera Instancia número 3 de Granada acordó la retirada del pasaporte de los dos niños así como la prohibición de su salida del territorio Schengen, sin autorización del padre o sin permiso judicial. Su asesora jurídica y directora del Centro Municipal de la Mujer de Maracena, Francisca Granados, había anunciado que Rivas comparecería en sede judicial. Lo hizo con varios mensajes de teléfono. "No puede estar sola", pidió Granados en referencia a la situación de la madre de Maracena. 


En las puertas del juzgado, Granados ha asegurado que la intención de Rivas al presentarse es pedir que se escuche a sus hijos, que quieren ser oídos, y reclamar su protección. También este martes, Rivas ha enviado una carta al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al fiscal general del Estado, José Manuel Maza, y al "presidente del Tribunal Constitucional", pidiendo que intercedan por ella y por sus hijos. 


La consejera de Justicia e Interior de la Junta de Andalucía, Rosa Aguilar, señalaba este lunes, tras la incomparecencia de Juana Rivas que "no puede estar desaparecida para siempre", aunque mantener esta situación "será una decisión de ella" que desde la Junta "respetaremos". Aguilar apuntaba que desde el Gobierno andaluz se mantiene la "mano tendida" a Rivas para que "camine" y "pueda tener una pronta resolución toda y cada una de las cuestiones", toda vez que ha destacado su "respeto" a la decisión judicial que se deba tomar.



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.