Trump acusa a los medios de no informar sobre su condena a la marcha racista de Charlottesvill

|


El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha defendido este martes su reacción tras los disturbios en Charlottesville, en un encendido discurso ante miles de seguidores en Phoenix (Arizona) en el que ha vuelto a lanzar ataques contra la prensa y las élites. Arropado por gritos de apoyo, el presidente ha aprovechado el baño de masas para dedicar más de la mitad de su discurso para atacar a "gente enferma" en los medios y las élites, así como para reivindicarse por sus declaraciones sobre Charlottesville. 


"Los muy deshonestos medios... y me refiero a las personas realmente deshonestas que trabajan en los medios y los medios falsos, se inventan historias.


En muchos casos no tienen fuentes", ha fustigado a su público el presidente. "No informan de los hechos, al igual que no quieren informar de que condené el odio, la intolerancia y la violencia y condené a los neo-nazis, a los supremacistas y al Ku Klux Klan (KKK)", ha añadido al referirse a los violentos incidentes en Charlottesville. Trump ha sido blanco de duras críticas por parte de los demócratas y de los republicanos, así como de otros sectores, por no condenar enérgicamente una marcha de supremacistas blancos hace días en Charlottesville, que derivó en violentos disturbios con antirracistas que dejaron una mujer muerta. 


En un primer momento, el presidente acusó a ambas partes implicadas en los disturbios de la marcha de Charlottesville, sin condenar directamente al ultranacionalismo blanco, representado por los neo-nazis, los supremacistas y el KKK. Trump condenó "el indignante despliegue de odio, fascismo y violencia" efectuado por "todas las partes". Unas declaraciones que levantaron la polémica en EE UU y que, días después, obligaron a Trump a condenar directamente al ultranacionalismo blanco.



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.