Plaza de Fragela

Parte de la historia de la zona de la Plaza de Fragela.
|




Objetivo Cádiz.- Hablemos de la plaza de Fragela, donde la Plaza del Rey Alfonso XII.- La plaza de San Fernando se llamaba en 1687 de Inocencio Carrega, en 1762 se conocía por el del Campo Santo y también por Hospital del Rey


En 1687 no siendo suficiente el local para los enfermos del Hospital del Rey, se trató de agregarle algunas casas, pero la ciudad en 19 de Enero cedió un sitio en el Campo Santo. Posteriores concesiones del terreno la dio la extensión que hoy disfruta.


En la guerra de la independencia se convirtió en la plaza del mercado público, luciéndose dos galerías de puestos, una en dirección paralela a la calle Sacramento y la otra a su frente, dividiendo esta plaza de la de Fragela. En los callejeros aparecen llamados los puestos del Pilón de la plaza de San Fernando.

En el centro de cada nave había un arco, y como los puestos no estaban en buen estado, en 16 de Diciembre de 1854 se acuerda la demolición del arco del lado de la plaza de Fragela. Estos sitios resultaban principalmente de noche solos y tenebrosos. Cuando la guerra de la independencia se estableció en su centro un café de tablas llamados La Cachucha y a las casas del frente se le decía del Mambrú


Entre las muchas reformas iniciadas y llevadas a cabo por el inolvidable alcalde Valverde, fue una, la expropiación de esos puestos, demoliéndolos. En el centro de la plaza se levantó un pequeño circo con techo de luna, año 1861. Este circo por tolerancia o por concesiones, se convirtió en circo-teatro, con su capaz escenario, continuando en el funcionamiento, ya compañías dramáticas, ya acróbatas y ecuestres.

El mismo D. Juan Valverde, comprendiendo la necesidad de que esta población poseyera un teatro de primer orden, publicó en 14 de Mayo de 1765 el concurso correspondiente, señalándose esta plaza como lugar para su construcción por haberse desistido de otros lugares; presentando los proyectos, ninguno satisfecho al municipio quedando aplazado el asunto.


No olvidando el deseo de construir un teatro nuevo, varios capitalistas gaditanos auxiliados por D. José Quintero, dueño del teatro circo gaditano y apoyados por el Sr. Valverde, acometieron la empresa en 1870 resultando un teatro que si humilde en su exterior, era entonces en su decorado interior, teniendo lugar su inauguración en Junio del mismo año.


Desgraciadamente fue destruido por un incendio el 5 de Agosto de 1881. Días de duelos fueron para Cádiz la desaparición del teatro que con tanto orgullo poseían. Así que a las cuarenta y ocho horas, existía una sociedad constructora que contaba con doscientos mil duros, para empezar un nuevo teatro, si bien por encontradas opiniones e incidencias no pudieron empezar hasta el 27 de Marzo de 1888, que no con pocos obstáculos se continuaron hasta la terminación.


Con desechada idea se autorizó por el año 1897 la instalación de un teatro cercano en el patio del que se construía, el cual funcionó algún tiempo y así hubiese continuado aquel estado de paralización, sin el empeño decidido y firme voluntad que en todos sus actos demostró el Excmo. Sr. D Luis José Gómez, que siendo alcalde propuso en 11 de Febrero de 1901 los medios para continuar las obras, consiguiendo no sin verdaderos esfuerzos, aplaudidos para la opinión, la continuación de aquellos, bajo las nuevas modificaciones hechas por el inteligente arquitecto D. Juan Cabrera que también quedó encargado de su inspección y dirección.


Otros alcaldes en anteriores épocas habían cometidos algunas otras sin el resultado deseado. Al dejar la alcaldía el Sr. Gómez Aramburu y terminados los compromisos de la sociedad contratante, aunque siguieron los trabajos, hubieran vuelto a paralizarse sin el esforzado animo y los grandes deseos del Itmo. Sr. D. Sebastián Martínez de Pinillos, que al ocupar la alcaldía con sus innegables dotes de buen administrador consiguió se continuaran los trabajos de ordenamiento, ornamentación y carpintería, dotándolo de mobiliario y alumbrado, quedando el Teatro completo y en estado de funcionar en Diciembre de 1909, aunque por lamentable, incidencias no se inauguró hasta el 12 de Enero del año siguiente. 


En el periodo de 1873 se determinó que la plaza del gran Teatro Falla llevase el nombre de Orfila, gloria de la medicina y eminente químico: D. Bartolomé J.B. Orfila, nació en Mahón en 1787, murió en 1853.


La plazuela de Fragela se consideraba unida a la plaza de Alfonso XII (actual Plaza de Falla). Con anterioridadno se conoce que tuviese nombre alguno. En 1866 se reformó el pavimento. Alconstruirse el famoso Gran Teatro (1884 -1910), se le dotó de jardines y frondoso arbolado, que hacían de ella un amenopaseo. Los asientos de hierro fueron costeados por el señor concejal D. José Ruiz de Bustamante.


El 23 de abril de 1873 se le dio el nombre de Plaza de Sevilla, denominación que duraría poco tiempo.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.