Análisis de F1 2017 para PS4 y videos

​La Formula 1 regresa con una propuesta sólida y novedades interesantes.
|




Un año más, coincidiendo con el ecuador del campeonato, recibimos una nueva entrega del videojuego oficial de la Formula 1. El título ha sido desarrollado por Codemasters y, además de incluir todas las escuderías y circuitos actualizados a la presente temporada, también ha mejorado la jugabilidad, añadido monoplazas clásicos e incluido nuevos modos de juego, consiguiendo con ello que F1 2017 no sea simplemente un lavado de cara, sino la mejor entrega de la franquicia hasta la fecha.





 F1 2017 es un videojuego muy polivalente, ya que es igual de divertido para los que buscan la simulación más exigente, como para los que prefieren un estilo arcade. Para hacerlo accesible se incluyen una serie de ayudas a la conducción que facilitan aspectos como frenada, trazada o cambio de marchas, pudiendo personalizarlas libremente para que se adapten a nuestro estilo de juego.


 De la misma forma, si buscamos un mayor nivel de exigencia, no solo podremos deshabilitar todas estas ayudas y no utilizar los flashbacks, sino también ajustar la competitividad de nuestros rivales mediante el selector de dificultad. En este sentido, se ha hecho un gran trabajo y, aunque los contrincantes seguirán siendo demasiado respetuosos, encontraremos ajustes en las trazadas, ritmos competitivos y algo más de contacto.


Más allá de la dificultad, también se ha optimizado el comportamiento de los monoplazas. Además de contar con una recreación fiel de todos los coches de la actual temporada y haber realizado un trabajo sensacional con los vehículos clásicos, vamos a sentir un mayor feedback con el asfalto y una mejora evidente en condiciones de lluvia. También se ha pulido el desgaste de los neumáticos, la precisión de las frenadas y las físicas de los monoplazas, consiguiendo con ello un mayor peso y una sensación más fiel en el pilotaje.


Obviamente, el nuevo título de Codemasters está perfectamente diseñado para ser jugado con mando, aunque si queremos disfrutar de una experiencia más realista y ser competitivos en el online, será imprescindible jugar con volante. Con este periférico, no solo sentiremos una mayor fidelidad en el comportamiento de los coches, sino que también podremos trazar curvas con muchísima mayor precisión. 





Demostrando nuestro talento

La nueva entrega de F1 incluye un variado y divertido elenco de modos de juego. El más profundo y exigente es Carrera Profesional; aquí tendremos que crear a nuestro piloto y fichar por la escudería que queramos, encontrando en cada una de ellas objetivos bien diferenciados. Una vez entremos en la dinámica del equipo tendremos que ir compitiendo en todos los grandes premios de la temporada, completando cada una de las sesiones de entrenamientos, clasificación y carrera.


En este modo no solo tendremos que correr, sino también gestionar la evolución de nuestro monoplaza y cumplir con una serie de retos adicionales. En lo que respecta a las mejoras en el coche, se incorpora un completo árbol de desarrollo dividido en cuatro categorías: aerodinámica, durabilidad, grupo motor y chasis. Para ir desbloqueando mejoras tendremos que conseguir puntos, los cuales irán relacionados con nuestro rendimiento y el cumplimiento de los objetivos primarios y secundarios de la temporada.


Es por ello que no solo tendremos que llegar en una determinada posición o ganar a nuestro compañero de equipo, sino también cumplir una serie de retos con coches clásicos en los que tendremos que demostrar nuestra habilidad en monoplazas muy diferentes a los actuales. Por último, también seremos los responsables de analizar las piezas mecánicas y valorar si cambiarlas o no, pudiendo ser sancionados si sobrepasamos el límite permitido.

Podremos personalizar nuestro monoplaza para obtener el mejor rendimiento.

Todo esto da como resultado un completo y complejo modo de juego que se extiende a lo largo de varias temporadas y que, aunque es capaz de ofrecer todo el espectáculo de la Formula 1 gracias a su enorme sistema de gestión y sus apasionantes carreras, se echa en falta algo más de personalidad. Al contrario que en otros títulos deportivos como FIFA 17 o NBA 2K17, aquí no encontraremos una historia interesante (más allá de que el piloto lleve nuestro nombre) , por lo que la propuesta acaba siendo poco variada y demasiado continuista.


Buscando un enfoque más distendido, F1 2017 también incluye los clásicos modos Gran Premio y Contrarreloj, en los que podremos correr rápidamente en las condiciones que más nos gusten. El nuevo título de Codemasters también incluye novedades interesantes, siendo Campeonatos la más llamativa; aquí podremos elegir entre varios torneos con reglas únicas que irán desde pruebas con dos mangas, hasta carreras decididas al sprint.


Inicialmente tendremos varios campeonatos desbloqueados en la opción de monoplazas modernos, pudiendo acceder posteriormente a pruebas con coches clásicos. Este nuevo estilo de juego es realmente divertido y, aunque la esencia jugable sigue siendo la misma, la variedad de propuestas da como resultado una experiencia muy llamativa.


Otro acercamiento online muy llamativo es Evento; gracias a esta opción nos adentraremos en distintas carreras bajo condiciones muy específicas que supondrán un verdadero reto. Este modo online se irá actualizando, por lo que siempre iremos encontrando nuevos desafíos en los que demostrar nuestro talento. Por último, debemos remarcar que el título no cuenta con modo offline u online a pantalla partida, un hándicap muy importante en este tipo de videojuegos. 


Escuderías y circuitos



Uno de los grandes alicientes con cada nueva entrega es la actualización de todos los equipos y circuitos del campeonato. Como no podía ser de otra forma, F1 2017 incluye las 20 escuderías del actual mundial con equipos tan importantes como Mercedes, Red Bull o Ferrari, sin olvidarnos de mencionar (por respeto a Fernando Alonso) la presencia de McLaren Honda.



Dominar las entadas en boxes nos permitirá ganar segundos muy valiosos.

Para esta nueva entrega también se han incluido un total de 12 coches clásicos que irán desde el mítico McLaren MP4/4 de 1988, hasta monoplazas más recientes como el Williams FW18 o el Renault R26 que alzó como campeón del mundo a Fernando Alonso en 2006. Lógicamente, tanto los monoplazas modernos como los clásicos están recreados con todo lujo de detalles y se consigue un excelente nivel de realismo.



En lo que respecta a los circuitos encontramos los 20 trazados oficiales de la temporada con emplazamientos tan emblemáticos como Silverstone, Monza, Monaco, Hungaroring, Spa-Francorchamps o Barcelona, contando todos ellos con una fiel recreación. Además, se han incluido versiones cortas de Baréin, Circuito de las Américas, Silverstone y Suzuka, unas variantes muy útiles para los desafíos especiales. La parte negativa es que los trazados tienen una ambientación deficiente, algo que repercute negativamente en el conjunto.



Todos los circuitos contarán con condiciones climáticas variables que irán desde altas temperaturas hasta lluvias torrenciales que nos harán imposible controlar los monoplazas. En este sentido, Codemasters ha realizado un gran trabajo con la climatología, no solo a nivel visual, donde encontramos algunos de los momentos más espectaculares, sino también jugablemente, siendo la variabilidad del clima un factor indispensable para ofrecer el mayor realismo.



Gráficamente el título luce bien, encontrando modelados muy detallados, buenas transiciones de luz según la hora del día, geniales físicas de los monoplazas y espectaculares efectos de lluvia que, junto a la excelente iluminación de los circuitos nocturnos, ofrecen una gran experiencia visual. Por otro lado, el título consigue mantener estable una indispensable tasa de 60 fotogramas por segundo, alcanzando resoluciones mayores a los 1080p en PlayStation 4 Pro, y en un futuro también en Xbox One X.


Pese a las múltiples bondades de este apartado, el videojuego ofrece problemas en la carga de texturas, algo de tearing, texturizados muy sencillos en los circuitos y animaciones faciales y corporales muy básicas, lo que resta algo de fuerza a un motor gráfico que no está entre los más destacados de la actual generación.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.