​Catorce detenidos en 2017 por simular ser víctimas de un delito

La Policía Nacional detiene en Algeciras a una persona por simular ser víctima del robo de su teléfono móvil para poder cobrar el seguro

Las denuncias falsas provocan la detracción de efectivos policiales de sus verdaderas funciones, lo que implica el mal gasto de su actividad en el esclarecimiento de unos hechos ficticios y conllevando un trabajo doble consistente en averiguar la falsedad del hecho y las diligencias para imputar el delito de simulación de delito.
|





Objetivo Algeciras.- Agentes de la Policía Nacional han detenido en Algeciras (Cádiz) a una mujer de 46 años de edad y vecina de la localidad, como presunta autora de un delito de simulación de delito. La detenida simuló el robo con violencia del teléfono que portaba de un fuerte tirón, por parte de dos individuos a bordo de un ciclomotor, del que incluso aportó sus características físicas, hechos supuestamente sucedidos sobre la una de la madrugada.



La víctima después de denunciar los hechos en la Comisaría de Algeciras fue citada por los investigadores de la Brigada de Policía Judicial para ampliar los datos aportados en la denuncia. Ante las incongruencias manifestadas por la denunciante y las evidencias de que los hechos denunciados eran falsos, la supuesta perjudicada terminó por confesar la verdad. Lo que realmente ocurrió es que había extraviado su terminal de telefonía móvil y se había inventado un robo para conseguir un terminal gratis por parte de la compañía aseguradora.



Comprobación de los hechos denunciados



El procedimiento a seguir una vez que los agentes reciben una denuncia es la comprobación de los hechos, así como la posterior investigación. En caso de ser veraz se encaminan las gestiones hacia la detención de los presuntos autores. Si los hechos denunciados son falsos se imputa, y en ocasiones se detiene, a los denunciantes, poniéndolos a disposición de la justicia



Éste tipo de hechos provocan la detracción de efectivos policiales de sus verdaderas funciones, lo que implica el mal gasto de su actividad en el esclarecimiento de unos hechos ficticios y conllevando un trabajo doble consistente en averiguar la falsedad del hecho y las diligencias para imputar el delito de simulación de delito.



Las consecuencias para el defraudador tampoco son menores, ya que tras serles imputado un delito de simulación de delito y estafa en caso de llegar a cobrar el dinero del seguro, deberán afrontar el consecuente procedimiento judicial que normalmente concluye con una multa varias veces superior al lucro logrado e incluso con pena de prisión dependiendo de la gravedad de los hechos.



La investigación ha sido realizada por el grupo segundo de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta de la Comisaría de Algeciras cuyos investigadores han detenido durante 2017 a catorce personas por simular ser víctimas de un delito.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.