¿Qué harías en un tsunami?

​Si no sabes qué hacer en caso de tsunami, no te puedes perder este artículo, el cual, puede salvarte la vida.
|




Lo primero que deberías hacer sería identificar si lo que esta ocurriendo puede provocar un maremoto o tsunami. Cualquier temblor de tierra debido a un terremoto capaz de agrietar muros, es potencial para que en los próximos 20 minutos pueda producirse una serie de olas gigantes si bien es cierto que no es lo más habitual. Pero, ¿sabrías qué hacer en caso de tsunami o maremoto?


Por todo ello, a continuación te ofrecemos algunas recomendaciones que pueden disminuir los daños que un tsunami o maremoto puede causar.


Qué hacer en caso de tsunami, momentos antes del suceso



Aun siendo conscientes de que actuar ante un tsunami o ante la llegada del mismo es complicado, vamos a dar algunas directrices breves y concisas para los momento previos.



En primer lugar, y por encima de todo, ante el desconocimiento del tipo de tsunami que vendrá, lo mejor es tratar de ubicarse en la localización más elevada posible dentro del escenario en el que nos encontremos. En consecuencia, la recomendación general es buscar una zona con una altura mínima de 30 metros sobre el nivel del mar.


  • En caso de no poder huir a un lugar elevado, se debe tratar de recopilar información sobre el lugar en el que estás (distancia a la costa, altitud sobre el nivel del mar, etc.) con el objetivo de proporcionárselo a los equipos de rescate en el menor tiempo posible.
  • Es muy importante saber que un tsunami puede tener incluso más de 10 olas potencialmente destructivas a lo largo de las siguientes doce horas de que se produzca el terremoto sobre el lecho marino. Procura hacer acopio de ropa de abrigo, sobretodo y especialmente si vas acompañado de niños o ancianos, los cuales, como te puedes imaginar son mucho más vulnerables.
  • Qué hacer en caso de un tsunami no es sencillo, sin embargo, debes saber que la mitad de los tsunamis se presentan primero como un recogimiento del mar, que deja en seco grandes extensiones del fondo marino. Si observas este fenómeno, no hay tiempo que perder. Corre y no te detengas, aléjate a una zona elevada, el tsunami llegará con una velocidad de más de 100 km/hora.
  • Es imprescindible mantener la calma pese a la situación. En la medida de lo posible debes localizar a tu familia ya que una vez suceda el fenómeno será casi imposible reunirlos a todos debido al desconcierto que se producirá en la zona.
  • Un gesto vital y teniendo en cuenta la importancia que puede tener esta acción, es tratar de localizar un kit de supervivencia, ya que las primeras horas hasta que lleguen los equipos de rescate, pueden ser vitales.
  • En caso de encontrarte en el mar, en una embarcación, nunca navegues hacia puerto. Pon proa mar a dentro y navega lo más rápido posible hasta la zona de mayor profundidad que tengas cerca. Un tsunami únicamente se puede considerar destructivo cerca de costa. A una profundidad mayor de 150 metros las posibilidades de no ser engullido por una ola gigante empiezan a ser bastante altas por lo que comenzarás a estar a salvo.


  • Si te encuentras en una zona donde pueden producirse maremotos, instruye a tu familia sobre qué hacer en caso de tsunami. Será imprescindible que todos sepan cuál es la ruta de huida y tener previsto un punto de reunión en el que poder encontrarse una vez haya pasado todo.
  • Procura tener un aparato de radio portátil que te permita mantenerse informado. Por consiguiente tener pilas secas es algo básico en estos casos.
  • Un dato informativo que te puede mantener vivo es saber que un tsunami puede penetrar en ríos, ramblas o marismas, varios kilómetros tierra adentro, por lo que es imprescindible alejarse de estos cuanto más mejor.

Qué se debe hacer en caso de estar ante un tsunami, después de que hayan llegado las olas a tierra


Una vez que se produzca este momento, es decir, cuando las olas hayan llegado a tierra, es el instante en el que debemos poner en práctica todo lo que te vamos a contar a continuación.

  • En caso de que este evento lo vivieras con tu familia, lo mejor que puedes hacer es reunirlos a todos y asegurarte de que están a salvo. Sus vidas son lo más importante.
  • Una vez ha pasado el peligro inicial de las olas e inundaciones, aunque esto nunca se puede saber a ciencia cierta en estos casos, se debe avisar a los equipos de emergencia para que tengan la mayor cantidad de información posible. Es posible que no tengas forma de hacerlo. En ese caso, lo primero es buscar cobijo e intentar cubrir las necesidades principales (agua, comida y protección) hasta que lleguen los equipos de rescate.
  • Si está en tu mano, o en la de los tuyos, prestar socorro y la ayuda que puedas puede ser la diferencia entre la vida y la muerte para otras personas que hay a tu alrededor. Lo más normal es que la inmensa mayoría de las personas no sepan qué hay que hacer en caso de vivir un tsunami.
  • Una vez que se ha pasado el peligro por completo y en el caso de que tu ayuda ya no sea necesaria, puedes volver a tu hogar para intentar recuperar tus bienes, pero antes de entrar asegúrate que la estructura no ha sufrido daños que te pongan en peligro.


Como se puede ver, y es que en estos casos no se puede actuar de otro modo, las medidas que hemos dado sobre qué hacer en caso de tsunami son muy generalistas y únicamente serán eficaces en el caso de que el tsunami que nos haya afectado no sea lo suficientemente devastador como para eliminar todo rastro de vida. 


De todos modos, no han sido pocas las personas que han podido salvar su vida y la de los suyos, manteniendo la calma y llevando a cabo este sencillo protocolo que no por ello deja de ser eficaz.



Si tu curiosidad llega más allá, te ampliamos información sobre los sistemas de alertas de tsunami o maremotos, los cuales, te pueden ser de mucha ayuda llegado el caso. Otro artículo relacionado con esta temática, es el que publicamos hace unas semanas sobre “Tsunamis y maremotos. ¿Consecuencia del cambio climático?”.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.