​“El alcalde mintió: hemos estado año y medio sin contrato y no se sabe cuántos meses sin dar el servicio de control de plagas”

|





Objetivo Cádiz.- La Comisión Informativa de Sostenibilidad celebrada hoy ha evidenciado numerosas contradicciones en la gestión municipal del problema de presencia de ratas en la ciudad. La asistencia a la reunión de los técnicos municipales del Área de Sanidad y las propias declaraciones de la concejala Eva Tubío han puesto de manifiesto que tanto ella como el alcalde mintieron cuando afirmaban en el pleno y ante los medios que el servicio del servicio de control de plagas de ratas se había estado prestando con toda normalidad.





El portavoz del Grupo Municipal del Partido Popular (GMPP), Ignacio Romaní, señaló al término de la reunión que “el alcalde mintió: hemos estado años y medio sin contrato en vigor para el servicio del control de plagas, y no se sabe aún cuántos meses sin dar el servicio de manera efectiva”. Romaní señaló que en la comisión de hoy la concejala de Sanidad, Eva Tubío, ha confirmado que el anterior contrato con la empresa de control de plagas había expirado a finales de 2015 y el siguiente contrato no se formalizó hasta junio de 2016, algo que no solo se confirmó en la reunión de hoy sino que es fácilmente comprobable en el perfil del contratante (adjunto 1).





Prórrogas fantasmas, facturas y mentiras oficiales





La concejala del Área ha sido incapaz de mostrar ni un solo documento que acredite que el servicio de control de plagas había tenido dos prórrogas desde finales de 2015 tal y como indicó verbalmente en la reunión de esta mañana. Según señaló Tubío porque no lo había traído a la Comisión, a pesar de que en la convocatoria de la misma figurara como primer punto “Contrato de control de plagas y suministro de plaguicidas”.





Lo que sí se pudo demostrar con documentos es que la misma concejala había mentido en una respuesta oficial al Grupo Ciudadanos, donde había indicado que dentro del servicio “anual” que se ofrece de control de plagas se había realizado una “campaña estacional” en los meses de abril y mayo, algo que fue desmentido por los técnicos municipales allí mismo, que acreditaron que en esos meses el servicio no se estaba prestando.





A tenor de las contradicciones que se estaban poniendo sobre la mesa: finalización del contrato a finales de 2015, inicio del proceso del nuevo contrato en diciembre de 2016, formalización del mismo en junio de 2017, prórrogas “tacitas” y sin documentación y abonos de facturas correspondientes a periodos en los que no había contratos, el GMPP ha registrado ya una petición oficial de información en la Secretaría General del Ayuntamiento.





La petición popular va dirigida a para conocer las fechas concretas de finalización e inicio de los contratos, la documentación de las supuestas prórrogas (que ya indicaron los técnicos en la Comisión que no están) el soporte legal y administrativo que dé cobertura al pago de posibles facturas emitidas desde la finalización del contrato anterior hasta el inicio del actual y la aprobación de esos trabajos fuera de contrato por parte de la concejala.





Y todo ello sin solución





El portavoz popular señaló para concluir que, “además de la burda mentira, que es lo que ha hecho el alcalde y la concejala en este asunto, lo más preocupante es que siguen sin aportar ni una solución al problema porque niegan que haya un problema. Las ratas siguen apareciendo y lo único que sabe decir el alcalde es que antes no había tanta gente haciendo fotos por las calles”.





Romaní lamentó la irresponsabilidad de un Equipo de Gobierno y un alcalde “que al parecer se cree sus propias mentiras. Sabe perfectamente que han estado meses sin prestar el servicio de control de plagas y saben también que eso supone un crecimiento exponencial en el número de roedores, pero insisten en que el problema no ha sido ese sino que a los gaditanos les gusta hacer fotos a las ratas. Es absolutamente increíble. Es prioritario que se aparte a Eva Tubío de Sanidad por su nefasta gestión y por intentar mentirnos de nuevo en la Comisión, algo que solo se pudo salvar por la intervención de los técnicos”.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.