FAECTA valora que la Ley de Emprendimiento reconozca a la Economía Social, pero exige que no sea una medida aislada

Jurado insta a que esta norma no quede en una declaración de intenciones. Pide la articulación de una estrategia global con acciones concretas que faciliten el emprendimiento en colectivo.
|



Luis Miguel Jurado, presidente de FAECTA (Federación Andaluza de Empresas Cooperativas de Trabajo), ha comparecido hoy, 24 de octubre, en la Comisión de Economía y Conocimiento para mostrar el posicionamiento de la Federación respecto a la tramitación del Proyecto de Ley Andaluza de Fomento del Emprendimiento.



A juicio de Jurado, la Ley de Emprendimiento es necesaria para Andalucía, si bien está “pendiente de completar”, aludiendo a que esta norma no se puede quedar en una declaración de intenciones, sino que hay que poner el foco en articular medidas concretas que faciliten el emprendimiento en colectivo. En este sentido, Jurado ha destacado que desde el cooperativismo se está impulsando un modelo económico que se centra en las personas, que crea empleo estable y que tiene que estar en la base de la reorganización que promueve la Ley de Emprendimiento.



FAECTA considera que esta norma es una "buena noticia" ya que supone no sólo un reconocimiento del derecho de la ciudadanía a emprender, sino también de la importancia que tiene la economía social en la actividad emprendedora de la sociedad andaluza. Según apunta Jurado, esta ley valora la capacidad de las cooperativas y de la economía social para desarrollar iniciativas empresariales innovadoras y generadoras de empleo sostenible, estable e integrador, al dedicarle expresamente el Capítulo 1 del Título II, denominado Emprendimiento en Economía Social. “Es la forma de situar a nuestras empresas en el escenario que le pertenece, por su apuesta por generar empleo de calidad” ha destacado el presidente de FAECTA.



En su intervención también ha manifestado que “valoramos muy positivamente la inclusión del emprendimiento colectivo en el sistema educativo para estimular la cultura emprendedora apoyada en los valores del trabajo en equipo, el sentido ético y la responsabilidad social”. En este sentido ha apuntado que “si queremos que nuestros hijos e hijas sean emprendedores, tenemos que educarlos en ello” y ha añadido que “queremos más empresarios y empresarias para dinamizar la economía, pero también queremos que sean personas que piensen en una economía con ética” en referencia a los valores y principios que promueve el modelo cooperativo y las empresas de economía social.



Además ha mostrado la disponibilidad de FAECTA, como agente que representa a las empresas cooperativas, para colaborar de manera efectiva y eficaz con propuestas y medidas concretas que faciliten y hagan realidad el objetivo de la ley. El éxito de esta norma será que se convierta en una solución definitiva a las dificultades con las que se encuentran los emprendedores y emprendedoras a la hora de poner en marcha y consolidar su proyecto empresarial.


Para FAECTA este Proyecto de Ley responde a una realidad social que se centra en dar respuesta a la necesidad de legislar en materia de emprendimiento para facilitar la decisión vital de muchas personas. “Esta responsabilidad política implica que no se generen falsas expectativas, y que se establezcan medidas específicas para promover este derecho de la ciudadanía.


En lo que nos compete, quiero insistir especialmente en articular medidas concretas que fortalezcan a las cooperativas de trabajo: son empresas que han demostrado ser una salida factible y sostenible al desempleo con garantías de sostenibilidad y calidad” ha manifestado.



Según se recoge en el texto del Proyecto de Ley Andaluza de Fomento del Emprendimiento, el Consejo de Gobierno promoverá programas y medidas para impulsar la cultura y la actividad emprendedora a través de cooperativas y otras fórmulas de economía social. Entre estas medidas están difundir los principios y valores que rigen en estas empresas; impulsar la innovación social en la identificación y aplicación de soluciones prácticas a problema sociales; fomentar la cooperación; atraer iniciativas innovadoras y de alta cualificación; y mejorar el acceso a fuentes de financiación, así como a nuevas formas de financiación para las iniciativas de esta naturaleza. “Compartimos estas ideas e insistimos en no puede quedar en una declaración de intenciones” ha declarado el presidente de FAECTA.



En Europa hay más de 5,4 millones de empleos, 123 millones de socios y más de 160.000 empresas cooperativas. En España, según datos de ministerio hay más de 20.800 cooperativas que dan empleo a más de 300.000 personas. Andalucía ocupa los primeros puestos en el ranking nacional de empresas y empleos en cooperativas: nuestra región cuenta con 3.978 cooperativas que dan empleo directo a 48.500 personas. “Somos empresas y creamos empleo, por ello la Ley de Emprendimiento debe ser el pistoletazo de salida para apoyar a estas empresas y favorecer un modelo económico que se sustenta en valores éticos y sociales. Si esta ley busca una reorientación del modelo productivo y fomentar el emprendimiento, tiene que contar con las cooperativas ” ha explicado el presidente de FAECTA. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.