Detenido en Moldavia el líder de un grupo internacional especializado en narcotráfico, fabricación ilegal de tabaco, robos y extorsiones

 Además han sido arrestados tres de sus hombres de confianza y se han incautado de 301 kilogramos de hachís y varias armas de fuego, entre ellas dos fusiles de asalto Kalashnikov
|



En una operación coordinada por Europol, en la que han participado agentes de la Policía Nacional, la Policía moldava, la Policía Judiciaria de Portugal y el Ministerio del Interior de Rusia, ha sido detenido en Moldavia el líder de una organización de carácter internacional dedicada al tráfico de estupefacientes, la fabricación ilegal de tabaco, los robos y las extorsiones. También han sido arrestados en aquel país tres de sus hombres de confianza y se han incautado de 301 kilogramos de hachís y varias armas de fuego, entre ellas dos fusiles de asalto Kalashnikov. Las pesquisas realizadas indicaban que varios integrantes de esta organización habían alquilado en la provincia de Jaén domicilios y naves industriales para fabricar tabaco de manera clandestina a gran escala. Abandonaron España como medida de seguridad, sin avisar a los arrendadores y dejando multitud de enseres personales.



Alquilaron varias naves en España para fabricar tabaco de forma clandestina



La investigación comenzó a finales de 2015, cuando se recibió la primera información de las autoridades de Moldavia. Como consecuencia se creó un grupo de trabajo formado por varios países –Moldavia, Rusia, Portugal y España- todos ellos coordinados por Europol y encargados de realizar las investigaciones pertinentes para determinar las rutas de la droga usadas por la red en España y la identificación de los encargados de realizar el transporte de la misma hasta Moldavia.


Avanzadas las investigaciones se localizó a un miembro de la organización en Lisboa. Con el apoyo de la policía portuguesa se inició un operativo que descubrió que, en una población cercana a Jaén, se habían asentado varios miembros del grupo investigado. Habían alquilado varios domicilios y naves industriales en la zona con el objetivo de fabricar tabaco de forma clandestina y traficar con ello en el mercado ilícito. Los investigados, ante la sospecha de estar siendo sometidos a vigilancia policial, abandonaron súbitamente los domicilios y las naves industriales alquiladas como medida de seguridad, dejando multitud de enseres personales.



Fruto de la colaboración policial internacional y de la información obtenida a lo largo de los dos años de trabajo se produjo en Moldavia la detención del líder y de tres de sus personas de confianza. Asimismo se intervinieron 301 kilos de hachís procedente de España y con destino Rusia, varias armas cortas y de guerra y diferente munición. 


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.