Míralo, ya se han mosqueado

​Nuevo articulo de José Luis Piulestan.
|




Aún sigue dando de qué hablar nuestro carnaval por tierras catalanas. Claramente algunas criaturitas muy sensibles con su guerra por la independencia no han sabido separar lo estrictamente político de la ironía, la burla y la sátira de los de aquí abajo.


Cuando una chirigota simuló la decapitación del Sr. Carles Puigdemont en una de su cuartetas del popurrit, no pocos, incluyendo a medios de comunicación que apuestan por un adiós a España, se hicieron el <<harakiri>> ante tal atrocidad y desvergüenza de los gaditanitos.


Las redes empezaron a echar humo. Mensajes lleno de odio y sin respeto alguno hacia los gaditanos, donde incluso se nos llegó a decir que éramos los vagos y muertos de hambre de este atrasado país donde el resto de comunidades nos tienen que mantener. Incultos catetos que no tenemos ni idea de su problemática independentista.


Quizás no conozcamos a fondo vuestro problema, y si os sirve de consuelo tampoco me importa mucho la verdad. Pero de ahí al insulto gratuito como que no. No voy a caer en el tópico de nombrar a grandes autores, escritores, pintores… que ha hado esta Andalucía cateta e inculta, como algunos habéis manifestados en vuestros comentarios; pero lo que sí sé, es que la idiosincrasia del gaditano es la de reírse de sí mismo, y por lo tanto nos podemos reír de cualquiera, y es ahora en nuestras coplas de carnaval cuando mejor lo manifestamos.


Vamos a ver muchachitos de la estelada, que lo mismo ni lo sabréis pero nuestro carnaval no lo calló ni siquiera la dictadura franquista, pues la esquivamos con ese arte y gracia que nos caracteriza los que nos precedieron. Que aquí ha caído desde un concejal que no lo conocía ni en su casa, pasando por presidentes de gobierno, ya fuesen de izquierdas o de derechas. Da igual, hemos satirizado a jefes de estado, fuesen dictadores o reyes, e incluso del mismísimo Papa, y mira por donde no ha pasado nada, y ¿sabéis por qué? Porque esto es el carnaval gaditano, y si no lo queréis entender, no lo entendáis, ni falta que hace. Buena suerte con vuestra cruzada, pero aquí dejarnos tranquilos. No utilicemos la libertad de expresión solamente cuando nos convenga.


Así que petons i visça er carnavá.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.